Retrato de G. K. Chesterton

Dale Ahlquist

El tipo es tan grande que resulta difícil sacarle una foto, sobra su humanidad que excede cualquier marco. Un retrato de G. K. Chesterton sería, yo diría, una cosa casi, casi imposible. Pero Dave Alhquist lo hizo, un calvinista norteamericano converso hace unos pocos años, especialista en el Gordo y presidente de la Sociedad Chestertoniana de los Estados Unidos. ¿Que cómo se convirtió al catolicismo? Bueno, adivinen ustedes, un día se puso a leer a Chesterton y... bueno, lo demás es de cajón (como lo de Dolina que una vez dijo que dejó de leer a Chesterton porque si seguía iba a tener que hacer varios cambios en su vida).

Descargar texto completo
Volver